NUMERO 115 - agosto

Comentario sobre un libro


En Cerebro clínico, Daniel Flichtentrei explica de forma clara cómo la medicina bien hecha, la que beneficia al paciente, va más allá de un dato de laboratorio, o de los mecanismos fisiopatológicos. Menciona la mala utilización y la sobreutilización de las nuevas tecnologías diagnósticas y terapéuticas  por parte de los médicos. Y el uso  desmedido  de GOOGLE por parte de los pacientes para efectuar sus propios diagnósticos.

Desglosa el pensamiento clínico, cita al encarnizamiento terapéutico, como así también la obstinación de muchos clínicos por la EVIDENCIA, sin tener en cuenta la individualidad del paciente que están tratando. Por otra parte, ejemplifica el efecto placebo no sólo de los fármacos, sino también del médico como médico y como persona, haciendo hincapié en las actitudes, las miradas y las palabras, dejando claro que éstas últimas pueden curar pero también enfermar.

Escribe, además, acerca del respeto por las creencias del paciente y de sus familiares,  y del  respeto por las decisiones de cada individuo especialmente  al final  de la vida. Todo esto y más lo ilustra con metáforas, historias y relatos que atrapan y enseñan a la vez.

Voy a transcribir algunas de las frases  que Flichtentrei  expresa en  el desenlace del libro y destaca que los clínicos no debemos olvidar:

“Lo que los pacientes ignoran que saben, y los médicos no saben que ignoran”

“Cada vez que alguien no pudo entender, alguien no supo explicar”

“Un dato clínico, no es un juicio clínico”

“Encontrar una variable anormal no significa encontrar una enfermedad”

“Si se escucha galopar, es muy probable que se trate de un caballo. Pero podría tratarse de una cebra”

“La incertidumbre no es una debilidad de la clínica. Es su propia naturaleza.”

“Los pacientes tienen biología, pero también biografía”

“Tu CV dice mucho menos de vos que tus pacientes”

“No es necesario que los pacientes te admiren, aunque es muy recomendable que te quieran”.

Sin dudas, y valga la redundancia, el libro “abre el cerebro  del clínico” en pos del clínico y en pos de una medicina bien ejercida. Resaltando el vínculo médico-paciente, el examen físico y el escuchatorio, entre otras cosas. Temas trascendentales de los cuales muy pocos han escrito, y de los cuáles sugiero  a todos poner en práctica para beneficio del paciente, y antes de que seamos desplazados  y reemplazados por robots u otro tipo de computadoras.

Un libro crítico, constructivo, enriquecedor y esclarecedor que ningún médico debería dejar de leer.

 

 

1

Jorgelina Presta es médica clínica y docente de la Cátedra de Clínica Médica de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina. Es miembro estable del Comité Editorial del portal médico Clínica-UNR.org.