NUMERO 120 - setiembre

Historia de la medicina: una intemperie planetaria



Quién podría decir que en estos meses de larga y triste pandemia, no volvió a su biblioteca, a la olvidada repisa donde se amontonan viejos libros, con sus páginas amarillentas, a los que creíamos que nunca volveríamos. O, simplemente, por aburrimiento, nos acercamos a limpiar la biblioteca. ¿Quién no? Si éste es el motivo por el cual nos pusimos a escudriñar en los anaqueles, ojalá esto no hubiera ocurrido nunca. Más todavía, hace unos días salí a la calle y vi, no sin asombro, libros desparramados al pie del contenedor, deshojados algunos, con sus tapas dispersas y arrastradas lejos por la brisa. Pensé: con cuánta facilidad se desprenden algunos de los libros, junto con los desperdicios.

Yo también volví a mis estanterías no con ánimo de sacudirlos sino para recordar aquellas tapas que hacía tiempo no eran objeto de mi vista. Con sorpresa, encontré un libro muy significativo en los tiempos que corren. Su título: Grandes pestes de la Historia [i] de dos autores para mí desconocidos,  F. Cartwright y M. Biddis, uno médico y el otro historiador, pero ambos personajes importantes de la Historia y de la Historia de la Medicina en prestigiosas universidades y colegios de Inglaterra. La primera edición es de 1972; y la que tengo en mis manos de 2005. 

Es un libro heredado, que hace un recorrido de las pandemias desde la Antigüedad y de cómo éstas influyeron en la Grecia y en la Roma antigua; la “peste negra”, nombre que se le dio a la peste bubónica, que asoló  Europa durante cinco años, en el siglo XV, poniendo fin al feudalismo; pasando por la aparición de las enfermedades venéreas como la sífilis; la viruela y  la historia de la vacuna tienen un lugar especial en el libro; el cólera; la tuberculosis en el siglo XIX y parte del XX, hasta una mención final  (teniendo en cuenta en qué época fue  escrito el libro) de la pandemia que siguió a lo que se consideraba prácticamente un éxito definitivo de la ciencia contra las enfermedades infecciosas, cuando la viruela fue declarada como erradicada en el mundo: la pandemia que aún hoy sigue en pie, aunque controlada, y que ha significado un enorme desafío para la ciencia, como lo es la aparición del virus de la inmunodeficiencia adquirida. Dice el autor, al respecto, que si a pesar de las muertes que provocó en la época y de la lucha para encontrar una vacuna, miráramos hacia atrás, comprenderíamos que la viruela fue uno de los “blancos más fáciles”, en comparación con otras pandemias, pues como dijo G. Watts: “no tenía un reservorio animal, era fácilmente reconocible y diagnosticada; había una muy efectiva vacuna contra ella, y era muy temida”.

Es habitual que encontremos en los libros una frase, un fragmento, una idea, que nos deja pensando más que el resto; así como en todo poema, hay un verso que vale la poesía entera. Quizás la reflexión de Watts con respecto a la viruela encierra toda la sabiduría que necesitamos para enfrentar a la Covid 19, y  que nos falta. La sorpresiva pandemia del siglo XXI, no se muestra a nuestros ojos como lo hacía entonces la viruela con sus lesiones típícas en la piel, que dejaban marcas para siempre; no tenemos la vacuna para combatirla y ni siquiera un fármaco que sea efectivo ´para todos. Y, finalmente, lo más grave porque tiene que ver con la responsabilidad de las sociedades frente a la pandemia: la Covid daña, mata, pero no es “temida”. El virus no hace más que perseverar en su diseminación frente a la resistencia y la burla de gobernantes, científicos alejados de la realidad, pseudocientíficos, médicos y simples ciudadanos, poseedores de una soberbia que los deja y nos deja a la intemperie. Una intemperie planetaria.

[i] F. Cartwright; M. Biddis; Grandes pestes de la Historia; Buenos Aires: El Ateneo; 2005

  

1

Amalia Pati es médica clínica y licenciada en letras. Colaboradora de la revista de Letras de la Facultad de Humanidades y Artes - UNR y coordinadora de esta edición. Obtuvo el segundo Premio en el Primer Concurso Municipal de Ensayo 2005 con el ensayo: La tuberculosis y sus “metáforas” en el siglo XIX y principios del siglo XX: un debate abierto. Correspondencia a: amaliapati2014@gmail.com